ACERTIJOS

0
286

GILBERTO ROLDAN HAAZ DIEZ

*Día 11 de que las fuerzas invasoras del gobierno del Estado de Veracruz, dieron un cuartelazo a la policía municipal de Orizaba. 11 días y contando. Camelot

*Aquel 23 de Febrero de 1981, conocido como el 23-F, España se convulsionaba por un golpe de Estado fallido, el Rey Juan Carlos I lo atajó: “Ni abdico, ni me voy. Tendréis que fusilarme”, así desarmó a los golpistas del Congreso.

LA CARTA DE DANTE

No son como las cartas a Eufemia, cuya letra, reza: “Cuando recibas esta carta sin razón, Eufemia, ya sabrás que entre nosotros todo terminó. Y no le des en recibida por traición, Eufemia. Te devuelvo tu palabra, te la vuelvo sin usarla. Y que conste en esta carta que acabamos de un jalón, sí señor”. El senador Dante Delgado Rannauro, dueño de Movimiento Ciudadano (MC), envía la tercera o cuarta carta a su antiguo amigo y jefe, el presidente AMLO. Se deslinda de él, y le señala sus errores. Le llama traidor a la patria, presidente imperial, gacho, poca luz y come cuando hay, y le suelta una que seguro inquietó a AMLO: “Es lamentable verte tan cerca de Porfirio Díaz y tan lejos de Juárez”, y eso si calienta, diría un chamaco de mi pueblo. Luego, le acusa que ‘violenta el Estado de derecho’ y lo remata con aquella expresión del viejo dictador comunista, Fidel castro, cuando dijo que la historia lo absolvería, Dante le remachó: “De esto, la historia no te absolverá”. Pero un viejo político marrullero, me dijo que si Maquiavelo no hubiera nacido, el senador Dante ocuparía su lugar y tendría todas las frases del buen Maquiavelo, y que es sospechoso ese rompimiento, porque Dante está haciendo todo al no participar en una alianza partidista, con el PAN/PRI/PRD, para irse por la libre y así Morena pueda ganar en muchos municipios y diputaciones, eso dicen por ahí, a mí no me lo crean, pero hay algo sospechoso, bien lo dijo alguna vez Agustín de Iturbide: “Me propuse alejar de mí toda sospecha relativa a sentimientos de ambición que nunca tuve”. Veremos.

LO DE EMMA CORONEL

Cuando el panorama de la maluria estaba tranquilo, el famoso FBI volvió a salir con una de sus jaladas y operó detener a Emma Coronel, esposa del Chapo Guzmán, fieles a su forma de encontrar culpables, un agente del FBI dice que alguien le dijo que ella ayudó al narco famoso a meter droga a Estados Unidos y a escapar al narcotraficante del penal mexicano. No mamen. El Chapo no necesitaba de ella para esa fuga, corrompió a media cárcel y le dieron pase VIP. Por poco le ponen alfombra roja. Déjenla en paz, ella tiene la ciudadanía americana y mexicana y por eso se quedó a vivir allá, confiando en ese sistema penal al que la DEA y el FBI cada día ensucian mas, como ocurrió con el general secretario, que dicen que alguien dijo que lo vio manejando su Blackberry. Bah, puras jaladas, manito, diría Kamalucas, una gente y profeta de mi pueblo. Cito al periodista, Jorge Fernández Menéndez, de Excélsior: “Había una época muy lejana en la que, entre las reglas del narcotráfico, y también de la política, se decía que no se atacaba a las amantes, a los hijos ni a las esposas de los grandes narcotraficantes, así, en ese orden. Claro, era la época en la que también se decía que en los medios no se podía hablar mal ni de la Virgen ni del presidente. Pasaron muchos años y esas reglas ya no existen, pero el abandono de aquella regla de las mujeres y los hijos ha tenido como consecuencia un incremento desmesurado de crímenes inmisericordes contra las mujeres y las familias de los narcotraficantes. Pero siendo así, es muy extraño que la esposa de un jefe de un cártel sea detenida. Incluso, cuando caen estos capos, en muchas ocasiones las mujeres son liberadas. Fue el caso de la detención de El Chapo en Mazatlán, cuando estaba acompañado de Emma Coronel y sus dos hijitas. Coronel, cuyo padre también está detenido por ser parte de la organización de El Chapo, quedó en libertad y era, hasta ayer, una de las pocas personas con las que El Chapo podía tener algún tipo de contacto. La acusación contra Emma Coronel está basada, en muy buena medida, en testimonios de testigos protegidos, muchos de los cuales ya habían participado en el juicio de El Chapo en la corte de Nueva York. La diferencia está en que en esta ocasión se la coloca no como esposa de un traficante, sino como parte integrante de la organización”.

www.gilbertohaazdiez.com