jueves, junio 20, 2024
spot_img

LO ÚLTIMO

Rocío Nahle no conoce la historia de Veracruz

Rocío Nahle no conoce la historia de Veracruz/ Místicos y Terrenales

* Rocío Nahle no conoce la historia de Veracruz

* El primer gobernador del estado fue Miguel Barragán, no Guadalupe Victoria

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Doña Rocío Nahle:

Este 4 de octubre usted dio una declaración donde dijo que Guadalupe Victoria, originario de Durango, fue el primer gobernador de Veracruz “y que está plasmado en la historia”.

Déjeme decirle que esto es falso.

Internet no siempre es una buena fuente de consulta.

De hecho Guadalupe Victoria, nunca fue gobernador de Veracruz.

Vamos por partes.

Don José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix, como tal fue su nombre original, efectivamente nace en un pequeño pueblo serrano del ahora estado de Durango, en Tamazula, en lo que entonces era la provincia de Nueva Galicia, el 29 de septiembre de 1786.

Es cierto, Guadalupe Victoria no era nativo de Veracruz, pero hizo mucho por estas tierras.

Por cierto, ¿qué ha hecho usted por Veracruz?. Vaya, no nada más como secretaria de Energía, cargo del que la acaba de quitar el Presidente, si no como senadora o como diputada.

Algo bueno debe haber hecho por el estado en toda su carrera. La pregunta es “¿qué?.

Pero mientras llega la respuesta, sigamos con Guadalupe Victoria.

A la edad de 25 años, esto es, en 1811, se unió a la causa independentista con las fuerzas del Siervo de la Nación, José María Morelos y Pavón, quien lo envió a combatir cerca de las costas del Golfo de México, por lo que operó ampliamente en lo que ahora es Veracruz.

Fue en esa época cuando adopta el nombre de Guadalupe Victoria, Guadalupe, por la Virgen de Guadalupe, y Victoria, por la causa independentista.

Por cierto, Guadalupe Victoria es quien acuñó la frase de “Va mi espada en prenda, yo voy por ella”.

Resulta que el 25 de noviembre de 1812 los insurgentes de Morelos y Pavón peleaban contra los realistas en un lugar llamado “Juego de Pelota”, cerca de la ciudad de Oaxaca. El lugar estaba rodeado por un ancho foso lleno de agua, lo que le daba ventaja a los realistas.

Ante esto quien todavía era el coronel Miguel Fernández Félix, el comandante del ataque, enfurecido porque sus hombres eran repelidos una y otra vez, tomó su espada y la lanzó al otro lado del foso y emitió la famosa frase: “Va mi espada en prensa, yo voy por ella”.

Un grupo de sus hombres al ver esto lo siguieron, cortaron el cable que tenía en alto un puente que estaba por encima del foso y por fin pudieron tomar ese lugar que era el último bastión realista en la defensa de Oaxaca.

Pero bueno, Guadalupe Victoria a partir de 1815 luchó en tierras veracruzanas, hasta que a mediados de 1817 fue derrotado, sus hombres lo abandonaron y se tuvo que esconder en la selva, desde la cual aparecía esporádicamente en los pueblos.

Estuvo 36 meses ocultándose, hasta que llegó Antonio López de Santa Anna, éste sí originario de Veracruz.

Doña Rocío, ¿conoce su hacienda en El Lencero?. Es un hermoso museo, ahora. Cualquier veracruzano debería de conocerla para adentrarse en la historia del estado y del país.

El 6 de diciembre de 1822, Santa Anna nombró a Guadalupe Victoria jefe del movimiento, pero no gobernador, y juntos proclamaron el Plan de Veracruz, en contra de Agustín de Iturbide y sus ansía de construir un imperio.

La referencia la puede ver, entre otros libros, en “País de un solo hombre: El México de Santa Anna” del también tabasqueño Enrique González Pedrero.

(Mire, que casualidad. Hoy hay quienes quieren hacer lo mismo con el cuento de que se tiene una nueva forma de gobierno).

Por eso es que Guadalupe Victoria es ampliamente aceptado en Veracruz y tiene un lugar destacado en la historia de la entidad.

De hecho, si usted conociera el estado y por casualidad se hubiera fijado, vería que en muchos poblados de Veracruz hay calles con su nombre y que por lo mismo varios asentamientos humanos adoptaron su apelativo. Esa es la razón de que lo hayan hecho, su intensa actividad en lo que hoy es el estado de Veracruz durante la guerra de Independencia como parte de los ejércitos libertadores.

Cuando Santa Anna le da el nombramiento, no pudo ser gobernador, por una razón: todavía no existía el estado de Veracruz.

El estado de Veracruz se funda el 31 de enero de 1824, cuando la antigua Intendencia de Veracruz es elevada a ese rango.

Es en ese lapso que “en el mes de mayo de 1824 se hizo cargo del gobierno de Veracruz porque se lo pidieron los legisladores del estado, en reconocimiento a la actividad que desarrollaba allí como comandante general”, apunta el INEHRM.

Se “HIZO CARGO”, no fue nombrado gobernador.

Lo que sí fue Guadalupe Victoria, fue primer Presidente de México.

El primer gobernador de Veracruz fue Miguel Barragán, quien fue nombrado por decreto del recién formado Congreso de Veracruz, el 20 de mayo de 1824.

Por cierto, Miguel Barragán nació en ciudad del Maíz, San Luis Potosí, por si quiere usted una referencia de un mandatario estatal nativo de otro lugar fuera del estado.

El primer gobernador de Veracruz nacido ya en lo que hoy es el territorio del estado, fue José María Tornel y Mendívil, originario de Orizaba, de 1828 a 1829, como sucesor de Barragán.

Todo esto es historia conocida, pero si tiene dudas, puede preguntarle al rector de la UV, Martín Aguilar Sánchez, quien junto con Juan Ortiz Escamilla coordinaron la “Historia General de Veracruz” o puede consultar el libro “Breve historia de Veracruz”, de la historiadora veracruzana Carmen Blázquez Domínguez.

No tiene nada que agradecer por la anotación histórica.

Y ojalá el próximo gobernador de Veracruz sea alguien que realmente quiera la mejoría de la entidad y no sólo quedar bien con alguien o llenarse más los bolsillos.

Sin más, me despido de usted enviándole mis saludos.

/ Místicos y Terrenales

Latest Posts

spot_imgspot_img

TE RECOMENDAMOS