ACERTIJOS

0
141

+A la memoria de Jaime Almeida, periodista, conductor de un siempre programa de boleros, gran conocedor de la música. Murió de un paro cardiaco en el cuarto de su hotel. Hoy Carlos Marín le rinde homenaje en su columna. Descanse en paz.

LA CUMBRE BIDEN-AMLO

En una Cumbre vía Internet, donde cada quien tenía a su equipo al lado, el poderoso presidente de Estados Unidos, Joe Biden, demócrata, se enfrentaba cara a cara con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, la izquierda y la derecha en toda plenitud. Después de los cebollazos, de los encantos, de que Biden presumió haber conocido la Basílica de Guadalupe, católico que es como Kennedy, y decirle a los mexicanos y al presidente de la importancia de la religión y la fe y el respeto a nuestra Guadalupana, pues hasta la fecha y ahí lo mostró, lleva enrollado en la muñeca el rosario que usaba su hijo el día de su muerte, por un terrible cáncer. Lo mostró y lo vimos todos ante la tele. Emotivo. Jamás se lo ha quitado. AMLO no tuvo que mostrarle un caso conmovedor, se fue por los chistoretes y evocó a Porfirio Díaz, aquel que dijo: ‘Pobre México tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos’, Biden sonrió, y la recompuso el tabasqueño diciendo que ahora parecía. ‘México, tan cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos’. Enseguida, Biden pidió a los periodistas allí presentes, abandonaran porque venía la reunión de importancia, donde tenían ambos a parte de su gabinete de seguridad, a la ex embajadora Roberta Jacobson, que le ve a Biden todo lo de América Latina y conoce muy bien a nuestro país. Hay temas donde Estados Unidos y México enfrentaran diferencias: la energía, el petróleo, el cambio climático, las energías viejas como carbón y petróleo y la seguridad. De la inmigración no pasa nada, al igual que los ‘dreamers’, porque Biden se vio humano y en cuanto llegó tiró al bote de la basura la orden del pelos de naranja, el racista Donald Trump. De las vacunas ya ni siquiera intento hubo, el presidente AMLO había dicho que lo comentaría, pero poco antes de la reunión la jefa de prensa de la Casa Blanca dijo que las vacunas eran para los americanos y cuando terminaran de vacunar a sus millones de paisanos, ya verían qué hacer, entonces acá los mariachis callaron.

Un meme circuló en las redes.

Están Biden y Obama muertos de la risa, comentan:

Biden: “Y entonces me dijo: ¿No tienes unas vacunas que te sobren?”.

Obama: “Que se las pida a Trump”.

DE LA PEDRADA A LA MENTADA

Los analistas políticos comentan que los presidentes siempre están exponiéndose, unos más otros menos. Vino a cuento porque en el vuelo de Aeroméxico, al presidente AMLO le gritaron improperios y una que otra mentada de madre, cuando ya iba descendiendo del avión. Son los riesgos de mezclarse con la gente. Igual ocurrió cuando un espontaneo en mañanera de toros en Palacio Nacional, se saltó al ruedo y llegó a comentarle algo al presidente, se ve que lo quería cartear, algo le dijo al oído, hasta que llegó seguridad y lo condujeron afuera. La gente dijo que ese acto había sido planeado, que igual le pasó uno a Maduro y terminaron haciendo lo mismo. Y que era imposible que alguien se hubiera colado así, que la pinta del tipo parecía del Estado Mayor Presidencial, pelo corto y casquete y que era un show, para mitigar las mentadas del avión. Y me acordé cuando Luis Echeverría, como presidente, allá en sus años de gloria, fue a Ciudad Universitaria y, cuando la perrada estudiantil estaba caliente, Echeverría les gritaba desde el auditorio: “Jóvenes manipulados por la CIA. Fascistas”. Las mentadas replicaban. Tuvo que salir por piernas y afuera le llovieron las pedradas. Una de ellas dio en su coco pelón y lo medio lesionó. Como habían retirado al Ejército había poca seguridad, un presidente corriendo y alguien que por allí pasó le dio un aventón y se lo llevó hasta Los Pinos, a sano y salvo, la Patria en las manos y al volante de un anónimo rescatista, me dice alguien que a ese suertudo luego lo hicieron diputado, pero no me consta. Los riesgos presidenciales, cuando dejas la concha protectora de la seguridad.

www.gilbertohaazdiez.com