SUCESOS Y COMENTARIOS

0
160

Enrique Tejeda Cruz

CIENTIFICOS ENCUENTRAN CONEXION CON EL LIBRO DE GENISIS

Final de la parte dos. Y aunque Wing y Johnson han admitido que…

PARTE TRES.

Y aunque Wing y Johnson han admitido que la disparidad entre los niveles esperados y los niveles reales de oxígeno 18 es muy pequeña, sigue siendo significativa. En un informe de marzo de 2020 de Sci-News.com, se cita a Wing diciendo: “Aunque estas diferencias en la masa parecen pequeñas, los [isótopos] son súper sensibles”. Frente a estos niveles inusuales, los investigadores llegaron a una conclusión única.

 

Johnson y Wing teorizaron que estos niveles más altos de oxígeno 18 sugerían que no existían continentes en el momento en que el isótopo quedó atrapado hace más de tres billones de años. Posteriormente, esto los llevó a asumir que el mundo, sin ninguna masa terrestre, estaba cubierto por un océano enorme, lo que significa que Pilbara, a su vez, fue una vez un antiguo lecho oceánico.

 

La evidencia parecía encajar. Algunos de los ejemplos de vida temprana que se encuentran en la región de Pilbara están basados en agua, mientras que gran parte del paisaje tiene las cicatrices del líquido. “Hoy en día, existen colinas realmente onduladas cubiertas de maleza, atravesadas por lechos de ríos secos. Es un lugar muy sorprendente”, dijo Johnson sobre el área, según un artículo de The Independent, de marzo de 2020.

 

La posibilidad de un mundo cubierto de agua tiene implicaciones no solo para los geólogos, sino también para los teólogos. Aunque esos dos grupos pueden parecer curiosos compañeros de cama, en realidad tienen algunas cosas en común. Ambos comparten un interés en la mecánica del inicio del mundo.

Para los científicos, el Big Bang y la evolución del sistema solar son la clave. Por otro lado, los teólogos se preocupan más por la creación divina de la Tierra y todo lo que hay en ella, un proceso que se describe en el Libro del Génesis.

 

El Libro del Génesis abre tanto el Antiguo Testamento como la Biblia Hebrea. Relata una versión de lo que se dice que es el comienzo del mundo, que Dios aparentemente creó en seis días. Algunos aspectos de la historia incluso parecen reflejar la teoría de Johnson y Wing.

 

En concreto, el Génesis dice: “Y Dios dijo: Que el agua debajo del cielo se junte en un solo lugar, y que aparezca la tierra seca. Y así fue”. La sugerencia aquí es que, en algún momento durante el período de creación en esos seis días, la Tierra estaba cubierta de agua, sin tierra a la vista.

 

Y esta idea de que el joven planeta no contenía nada más que agua parece ser paralela a la investigación de Johnson y Wing. Si sus teorías son correctas, el Libro del Génesis puede tener alguna base de hecho. Sin embargo, hay un pequeño problema con la teoría de la vida que refleja la Biblia.

 

Según el libro del Génesis, Dios creó los océanos y la tierra en aproximadamente tres días. Para muchos eruditos bíblicos, este evento tuvo lugar hace unos 6.000 años. Pero, los científicos que estudian el Pilbara han especificado que las rocas de este lugar datan de hace aproximadamente 3.200 millones de años, lo que representa una gran disparidad en los períodos de tiempo.

 

Aun así, hay quienes no ven esta diferencia como algo de qué preocuparse. Algunos de los llamados creacionistas de la Tierra Antigua, creen que hay una explicación perfecta para esta discrepancia tan significativa. Todo tiene que ver con la traducción de la palabra hebrea “yom”, que significa, entre otras cosas, “día”. Muchas lecturas de los versículosénesis toman eso como un período de tiempo literal.

 

Por el contrario, varios creacionistas de la Tierra Antigua, traducen la palabra como un período de tiempo con una duración definida, no necesariamente un ciclo de 24 horas. Esta interpretación de “yom” tiene un precedente en hebreo, pero en este caso, los miembros del grupo han llevado su definición un poco más lejos. Y con un poco, queremos decir mucho más…

 

CONTINUA PARTE CUATRO Y ULTIMA.

 

|Pásela bien y Pórtese mejor!