SE QUEDA SIN CARNICEROS!

0
217

-Mercado 20 de Noviembre-

*-La mayoría de los tablajeros fueron cerrando sus casillas.
*-Algunos optaron por abrir locales fuera del Mercado.

Ismael Maldonado Larios/
Reportero de Crónica TB

Los tablajeros del mercado 20 de Noviembre poco a poco han ido cerrando sus casillas, esas que normalmente estaban siempre a la espera de no solamente un cliente sino de decenas de clientes diarios y es que el mercado poco a poco ha ido muriendo y las ventas ya no son las mismas.
De acuerdo a lo informado por locatarios que se dedicaban a la venta de carne de res y puerco poco a poco los carniceros que por años habían permanecido al interior del mercado han ido desalojando dichas casillas, en donde recuerdan como la ciudadanía llegaba diariamente a buscar un kilo de carne.
Se estima que desde el año 2000 a la fecha de la ocupación de las casillas que eran alrededor de unas 30 casillas o más, solamente queda solamente el 40 ó 50% máximo de todos los carniceros que había y es que aseguran las ventas lamentablemente han bajado y eso obliga a los tablajeros a buscar nuevos rumbos.


En el interior solo quedan en algunos casos, los hijos de los tablajeros iniciadores, en casos ya muy extremos hasta los nietos con tal de conservar el espacio y no perder la casilla siguen con la poca venta de carne, ya sea de res o de puerco, pero aseguran a veces no sacan lo que anteriormente sacaban de ganancias.
De los que hoy permanecen en el mercado 20 de Noviembre algunos se han salido del mercado para emprender un negocio fuera de dicho mercado, pues al interior del mercado la gente ya no acude y la que quiere ingresar y va en algún vehículo pero no encuentra estacionamiento, ya no se paran y se van a las carnicerías que están en diferentes partes.
Otro de los aspectos que reconocieron es que en muchas ocasiones no compiten con los precios que se están dando en otras carnicerías y eso hace que menos las personas acudan a comprar carne al interior del mercado, por esa razón consideran que poco a poco la mayoría de los carniceros han decidido mejor abandonar o rentar sus casillas.
Los pocos que hoy quedan son porque los carniceros de antaño han pasado de generación en generación y aunque no tengan varias casillas como anteriormente lo hacían, aún conservan, aunque sea una con la venta de carnes y en otra parte tienen los enfriadores para mantener la carne fresca.
Por último, coincidieron que de seguir con el tema de los incrementos y los cobros que se pretenden hacer con los nuevos reglamentos muchos podrían mejor cerrar, porque al interior del mercado ya es poco redituable y en vez de ganarle le están perdiendo o estarían solamente trabajando para pagar más impuestos.