Se me olvida

0
21

 

Por Ruperto

 

En nuestro zócalo hicieron

por la fecha legendaria

del día de la candelaria

donde aquellos que cogieron,

el muñeco que pusieron

en la rosca y por castigo,

le llenarán el ombligo

con tamal y champurrado

a todo el que hubiera estado

en la rosca de testigo.

 

Fue tremenda tamaliza

pues llenaron los timbales

con sus doce mil tamales

para grandes y chaviza,

sacaron la billetiza

con trescientos mil pesotes,

mi comadre llevó botes

de elote, masa y bollito,

y el champurráo dulcecito

pal gusto de los gañotes.

 

Como estoy ya reventando

me entregaron por receta

que lleve una estricta dieta

o que acabaría rodando,

les dije casi llorando

juro no volverlo a hacer,

más cuando empiezo a comer

por supuesto se me olvida,

le entro al cebo, la bebida

y postre a más no poder.

 

Chencha me quiere llevar

a que me amarren la panza

pa ver si el hambre se amansa

porque la puedo aplastar,

dijo te vas a mudar

a dormir en la poltrona,

o búscate a una jamona

que te sirva de colchón

y ahí se echan el retozón

hasta que truenen la lona.