viernes, julio 12, 2024
spot_img

LO ÚLTIMO

POR HIJO DE LA FREGADA

Por Ruperto

 

Una tortuga gigante
llegó a Nautla a desovar
no podía ni caminar
pues la hueva era abundante,
dar cada paso adelante
le costaba un gran esfuerzo
como a mi si escribo un verso
cuando no estoy inspirado
o ando crudo, o desvelado.
o el cerebro está disperso.

Es una tortuga verde
de metro y once centímetros
que camina por milímetros
y en la arena no se pierde,
si uno se atonta te muerde
pues cree la vas a fregar,
luego se pone a cavar
como mi compadre Chon
que hace hoyos en el panteón
pal que acaba de felpar.

Ya que se metió en la arena
muy rápido y sin relevos
ciento treinta y cinco huevos
sin chistar parió la nena,
luego se hizo a la faena
de cubrir el socavón,
para impedir que un ladrón
un omelet se guisara
como el que Petra prepara
de ejotes, chile y jamón.

Ella regresó tranquila
a zambullirse en el mar,
para volverse a encontrar
al que tortugo que maquila
y que le cuajó esa pila
de huevos que desovó,
o quizá se le escondió
por hijo de la fregada
pues la preño, no dio nada
y ni en el parto ayudó.

 

Latest Posts

spot_imgspot_img

TE RECOMENDAMOS