Mensaje a Tierra Blanca del Padre Víctor

0
137

Willy Trápaga
Reportero de Crónica TB

Acudimos a Cosamaloapan, Ver. A realizar una visita al Padre Víctor Rodríguez Raygoza, para darle un poco de ánimo ante la situación de salud que está padeciendo.

“Queridos radioescuchas de Tierra Blanca, de Radiomax 105.1, en mi corazón los llevo, porque es la familia Haaz Ulibarri que une y con su generosidad han hecho que pueda estar hablándoles desde aquí de Cosamaloapan en este momento, que me vinieron a visitar, les agradezco su generosidad, sus oraciones, quisiera estar con ustedes pero mi misión está acá en Cosamaloapan, he tenido mucha satisfacción de ir guiando a esta pequeña grey de la Parroquia San Isidro El Labrador, como con mucho gusto llevé a cabo mi trabajo pastoral ahí en Tierra Blanca, y recuerdo mucho las comunidades que me tocaban, llegaba yo un poco cansado y me sentaba a descansar en el confesionario y me descansaba ahí confesando y lo más importante de todo es el cariño que ustedes me han tenido, nunca tuve problemas, al contrario siempre buenas amistades y siempre pidiéndole a Dios por todas las comunidades, ya son 6 parroquias en las que he estado y donde he durado más es en Jesús de Nazareth, en Tierra Blanca y ahorita aquí en Cosamaloapan, mi primer amor fue Cotaxtla, después de Cotaxtla a Nopaltepec, de Nopaltepec a San Cristóbal unos cuantos meses, después a Jesús de Nazareth, Tierra Blanca y actualmente aquí”.

“No puedo decir que estoy totalmente restablecido, pero pienso que estoy tomando fuerzas para lo que Dios me mande y lo que Dios decida de mi persona, pero siempre están en mi corazón todas las parroquias en que he estado, vuelvo a repetir, muy agradecido con su generosidad a Radiomax 105.1 por su generosidad y por su ambiente de apoyo, que Dios les siga bendiciendo y que Dios los siga también guardando en el camino en el que Dios quiere que estemos, que es el camino del bien”.

Mucha gente está muy preocupada por la situación que usted está pasando y se preguntan sobre su estado de salud, y sabemos que han venido de Tierra Blanca a visitarlo y usted los recibe amorosamente, con el gran corazón que Dios le dio para servirle a sus semejantes.

“Muy agradecido y les comunico que si ponemos un tanto por ciento de los 100 que debo de tener, yo creo que ya llevo 75 mejorando, el temor como les comentaba a la gente que luego me pregunta, era que el tumor fuera avanzando y llegara a las glándulas, porque se extendía por todo el cuerpo, pero la doctora oncóloga de Guadalajara me dice que no, que está estable y que se puede atacar a buen tiempo, eso es lo que voy a recibir esa inmunoterapia u otra clase que es tomada y tiene el mismo efecto y eso ya me llega a mí también de más tranquilidad”.

-¿Cuándo es la próxima cita padre?-

“Es el 9 de marzo, nos vamos de aquí el día 7, que es el domingo para estar preparados para la cita, porque hay que ser puntuales, porque van sino miles, bastantes, de puro cáncer, yo bendito Dios los compañeros seminaristas que no se ordenaron y que se ordenaron allá me están recibiendo y es por lo que voy yo para allá también para que vaya avanzando mi tratamiento y sobre todo agradecerle a todo Tierra Blanca y a todas sus comunidades, y a todos que tuve la gracia de servirles con mucho gusto, como luego dicen mal, pero ahí estuve presente”.

La gente no lo olvida, lo quiere y se preocupa mucho por la situación en que se encuentra y están rezando por su salud padre.

“Eso es lo más importante”.

Finalizó enviando un mensaje a la grey católica, para que sigan adelante “no pierdan el camino, al que Cristo nos ha introducido por medio del bautismo, no pierdan ese caminar, hay debilidades, hay momentos difíciles, pero sobre todo la fidelidad a Dios nos da esa fuerza para vencer cualquier problema que venga, sobre todo las familias que luego se desunen rápido en estos tiempos y la familia pues es la iglesia en chiquito, donde el papá y la mamá son los pastores, son los que educan a los hijos en su caminar y esa educación empieza naciendo el niño, invito a toda mi querida Tierra Blanca a que estén unidos en el amor, es lo que vence a la maldad, y en este tiempo de pandemia hay que acercarse un poquito más a Dios y cuidarse, porque un mal llega de momento, satanás está esperando que caigamos para rematarnos y me da mucho gusto y les mando un abrazo muy grande desde Cosamaloapan hasta Tierra Blanca”.