LA DEUDA NO BAJO

0
72

En comparecencia, el secretario de Finanzas y Planeación reconoció el monto de la deuda que dejarán al próximo gobernador de Veracruz

Xalapa Ver.- La actual administración de Morena ha usado el discurso que los gobiernos del PRI y PAN, que les antecedieron, les heredaron pasivos millonarios y que poco a poco han ido saneando las finanzas del estado.

Cuando el gobernador Cuitláhuac García Jiménez asumió la administración la deuda bancaria que se reportaba ante Hacienda Federal era de 47 mil millones de pesos, y fue por eso que se pidió renegociar con los bancos.

Este miércoles 23 de noviembre, el secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco reconoció que ellos dejarán un pasivo de poco más de 44 mil millones de pesos al próximo gobernador.

Al comparecer ante diputados locales primero usó un discurso en el que destacaba que cualquiera con conocimientos básico de matemáticas, de suma y resta, sabría que en Veracruz se han pagado más de 13 mil millones de pesos que les fueron heredados.

Incluso, dijo, que a pesar de la oposición el gobierno de Morena está cumpliendo con el compromiso de campaña de bajar la deuda pública bancaria del Estado, que obligaría a cada veracruzano a aportar 5 mil 400 pesos para liquidar a los bancos.

En la penúltima participación de los diputados locales, después de tres horas de comparecencia, el funcionario cambió el discurso triunfalista por uno más apegado a la realidad por el que reconoce que la 4T no le ha bajado a la deuda bancaria, y que será heredada al próximo gobernador.

Con los datos estadísticos que envió a los legisladores locales, la diputada Verónica Pulido del PAN desglosó que el monto total de disminución de la deuda con los bancos es de apenas 800 millones en los cuatro años, y no de 13 mil millones como lo dijo en su mensaje inicial.

Atendiendo a la recomendación del funcionario sumó y restó los datos oficiales para luego exhibir que el saneamiento financiero es mínimo y que la deuda que se heredará al próximo gobierno será el mismo monto que recibieron cuando García Jiménez rindió protesta como gobernador en diciembre del 2018.

La legisladora, pidió saber por qué ha bajado tan poco los pasivos con bancos, a lo que el funcionario reconoció que se debe al hecho de que se aporta poco dinero a capital, pues la mayor parte se va a intereses.

Como parte de la reestructuración que se hizo en 2019, se negoció con los bancos para liberar recursos estatales, “se traía una curva con pendiente positiva, que aumentaba muy fuerte, con la reestructuración se perfiló y, se bajó (el interés) en los primeros años”.

“No se mueve (la deuda) porque lo que se abona cada año es muy bajo, para poder mandarlo a inversión pública, por eso la deuda ha tenido una variación baja”, justificó.

Reiteró que el gobierno estatal logró pagar una deuda de 13 mil millones de pesos de lo que se debía a corto plazo, de impuestos, contratistas y laudos.

Este 2022 se programaron 7 mil 971 millones de pesos para el pago de deuda; para el 2023 el monto será de 8 mil 757 millones de pesos, lo que implica pagar 786 millones más de lo que se invierte en la actualidad.

Para el cierre de este año el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez anunció que va a contratar un crédito de mil millones de pesos para poder cumplir con los compromisos del cierre de año.

Tomado de  Isabel Ortega/e-veracruz.mx