INCREMENTA EL FLUJO DE MIGRANTES

0
99

*-Cada vez es más difícil atravesar México para los Migrantes.
*-Piden ropa, calzado y comida en las casas aledañas a las vías.

Ismael Maldonado Larios/
Reportero de Crónica TB

En el mes de Agosto y principios de Septiembre el flujo migratorio por la ciudad se intensificó, según narran algunas personas que viven cerca de las vías del ferrocarril hasta donde llegan los migrantes en espera de que pase el tren que ellos conocen como La Bestia y que ahora cada vez son menos corridas.
De acuerdo a lo que informó la Hermana María de los Dolores Palencia Gómez, Directora del Albergue Decanal Guadalupano, el flujo migratorio no se ha detenido, pero además para los que ingresan al país cada vez es más difícil atravesar el territorio mexicano, ya que la inseguridad es uno de los principales factores que tienen que sortear los migrantes que ahora no solo son de Centroamérica, sino hasta de Sudamérica.
Precisamente este fin de semana al Albergue Decanal Guadalupano continuaron llegando los migrantes, cansados, con hambre y con algunas lesiones, debido a que ahora tienen que caminar tramos mas largos para poder llegar hasta al Estado de Veracruz en donde muchas veces son asaltados o golpeados.
En la entrevista con la encargada del Albergue Decanal Guadalupano se hizo la invitación para que la población continuara apoyando con pantalones, camisas, calcetines, tenis o zapatos y algo muy difícil que se les puede dar en esta ciudad son chamarras.
“Porque ellos dicen que al pasar por Tierra Blanca se mueren de calor, pero en Orizaba se mueren de frío, entonces todos quieren aquí encontrar una chamarra, pero en Tierra Blanca es muy difícil que haya chamarras y suéter”.
Por esa razón el mensaje que la hermana María de los Dolores Palencia lanzó con respecto a la ciudadanía que aún sigue apoyando fue, “agradezco que la gente siga siendo solidaria, creo que debemos seguir pensando que cualquiera de nosotros podría estar en la situación de ellos, porque la mayor parte de la migración que ahora viene, es una migración forzada, no querían salir, los obligaron a salir, que es lo que los obliga el hambre o la miseria, o la falta de trabajo o las extorsiones o la violencia, entonces eso nos puede llegar a todos en cualquier momento”.
Por su parte algunos ciudadanos sí se han acercado a brindar el apoyo a los migrantes cuando ya están descansando sobre las vías del ferrocarril, pero a veces comentan, no les pueden dar a todos y muchos están a la espera de que se les apoye con algo de comida o bien con ropa o calzado.
Las rutas de los trenes han disminuido en las últimas semanas, por lo que solo hay uno o dos trenes que salen cada 24 horas y eso ha hecho que los migrantes demoren mas en continuar con el famoso sueño americano.