El stress calórico debilita a las vacas

0
118

+.-Sequía y altas temperaturas ya amenaza a los ganaderos.

Ismael Maldonado Larios/

Reportero de Crónica TB

Una semana en donde las temperaturas rebasaron los 40 grados a la sombra y por lo cual ganaderos de la región ya comenzaron a preocuparse porque sienten que será un año más difícil que el anterior, sobre todo porque no reciben apoyo ahora por parte de los gobiernos.

De acuerdo al comentario de algunos ganaderos el tema de las intensas temperaturas aunado la sequía si traerá consecuencias graves y es que aunque el ganadero se prepare con pacas y melaza no garantiza que el ganado no muera, así lo dijo Teófilo Delfín de la zona de Nuevo Porvenir de Hidalgo en la Congregación de Joachín.

El año pasado la sequía y las altas temperaturas hicieron que muchos ganaderos perdieran cabezas de ganado y en esta ocasión como sucedía anteriormente no lograron bajar ningún tipo de apoyo ni por parte del Gobierno Federal ni el Estatal, por el contrario, quitaron los programas de apoyos que tenían como aliciente los ganaderos al perder una res, así lo dio a conocer en una entrevista el ganadero Raymundo Osorio Medina.

De acuerdo al Médico Veterinario Luis Sánchez Calvo la muerte recurrente del ganado es que muchos de los ganaderos aunque se previenen de la sequía no toman en consideración que hay otros riesgos en los que el ganado entra para lamentablemente no lograr sobrevivir por las altas temperaturas.

Señaló que una de las principales muertes del ganado es por los parásitos intestinales que deja anémico al animal por lo que al registrarse temperaturas extremas no resiste, se debilita y más cuando tiene que recorrer tramos bastantes alejados de donde se encuentra el agua.

Añadió que en efecto el ganadero ha aprendido a sortear esta temporada de calor en el municipio y es que si el ganadero no se prepara con pacas, o silos de maíz, pacas de caña que aunque no tiene nutriente ayuda corre el riesgo de que pierda cada año cabezas de ganado como se ha visto.

Otro de los aspectos que ha notado en su trabajo como Médico Veterinario es que la mayoría de los ganaderos aún conservan ganado holandés o suizo, que en efecto en producción de leche son muy buenos pero no resisten las altas temperaturas que se registran en este municipio.

“Es el ganado más propenso a morir si no están bien alimentados y fortificados”.

Enfatizó que hay un factor que hoy en día aunque muy pocos lo han mencionado es parte fundamental de que el ganado muera y se llama estrés calórico, es el que básicamente a las vacas las debilita y no logran soportar por mucha comida que tengan las altas temperaturas.

Al preguntarle entonces qué ganado es el que menos muere por el tema de las altas temperaturas, comentó que la descendencia de cebú es la raza que aguantaría más porque son más rústicos al aguantar más las altas temperaturas y los parásitos que regularmente les llega por el consumo de agua de los canales que muchas veces viene contaminado.