“Así no fue la realidad”: Edgar Cruz, taxista

0
98

Willy Trápaga

Reportero de Crónica TB

 

El conductor del taxi 234 y la dueña de la concesión, acudieron a las instalaciones de Radiomax a pedir su derecho de réplica por las declaraciones de la usuaria Francisca Toscagüa Moreno, que se quejó de maltrato por parte del taxista.

-¿Qué tiene que decir Señor?-

“Mi nombre es Edgar Cruz, chofer del taxi 234, me sorprendió la entrevista que le hicieron a estas mujeres usuarias del transporte, y nos comentaron lo que en realidad sucedió, número uno, alcancé a escuchar que dice que se sentía mal, no se sentía mal, iban tomadas, que desgraciadamente me di cuenta ya cuando estaban arriba de la unidad, aparte, arriba de la unidad sacaron cervezas, querían ir tomando ahí, hasta yo les dije que si todavía iban a ir tomando les molestó desde ahí, yo alcancé a ver por el retrovisor que ya sus gestos eran de molestia”.
“Y por qué me detuve ahí en el Oxxo, porque ellas me dijeron párate aquí, pues ahí me paré, precisamente donde ellas me pidieron, yo lo hice, porque hubiera sido peor que yo me hubiera seguido cuando ellas me dijeron que me parara, el esposo de una de las mujeres se llama Juan Antonio Ramón Valerio, que trabaja en la Bestia Grupera, ha amenazado públicamente, tengo capturas de madrearme, perdón, por la palabra, expresarme así, hay una persona que sube, que dice, por eso amanecen muertos los… otra mala palabra, y él pone otra mala palabra firmando y con una manita, y he recibido muchas amenazas por eso, porque es su mamá y es la patrona, no me ha permitido trabajar, he perdido, tanto ella como yo de trabajar por estas amenazas, ya que él se ha dedicado a difundir en muchos grupos, como es alguien se puede decir conocido porque trabaja en una radio, un animador y abusa de eso, precisamente se hizo una demanda, la cual fue, muchas de sus amistades, incluyéndolo a él, no les interesó y se burlaban, diciendo que yo no tenía pantalones, por no decir la grosería que han puesto, pero en este trabajo como en muchos uno hizo esto responsabilizándolo a él totalmente de cualquier cosa que me pase a mi o a la unidad, porque andamos se puede decir desarmados”,
“No sabemos quién se sube, o quien nos hace la parada, o hasta mujeres y nos lleven a algún lado, por las amenazas y por las afirmaciones que ha hecho, comentarios que tengo en las capturas, se las enseñé en la fiscalía y por lo mismo no me permiten trabajar, porque bien o mal como están las situaciones no confían mucho que se vaya a quedar así como dijeran, pero pues ya está, ya está levantado, ya lo hice público, en este momento también, que cualquier cosa que me pase a mí, o a la unidad, es responsabilidad de Juan Antonio Ramón Valerio, que trabaja en la Bestia Grupera, lo único que nosotros queremos es que esto se quede así, que él no siga con la violencia, porque él está incitando a la violencia, está abusando de su puesto para que sus amigos, o aunque no sean sus amigos, estén planeando hacerme algo a mí, cuando en realidad no saben cómo fueron las cosas, o sea no soy un santo pero tampoco un déspota, tengo muchos años en el taxi, hemos tenido roces con algún compañero porque es normal, no cualquiera, nadie me va a decir que no ha tenido un roce, pero con unas mujeres así, de esa manera, si yo me hubiera percatado que iban tomadas no las subo, porque desgraciadamente al principio de mi trabajo cometía el error de subirlas y luego no te pagan, luego, bueno , muchos problemas y aparte no está bien, como taxista, pero desgraciadamente me di cuenta un poco tarde, aunque a la vez agradezco que haya sido ahí y no hasta Tetela y quién sabe cómo hubieran pasado las cosas, o si me hubieran pagado, no sé, nosotros y mi familia lo único que queremos es paz, no queremos más problemas, no queremos perjudicarlo ni a él ni a las muchachas, yo como caballero lo único que puedo decir que tal vez si estuvo mal el lugar donde yo las dejé, pero yo le obedecí, pero si se sienten ofendidas o algo de mi persona les ofendió pues públicamente les pido una disculpa”.

Eso es lo que ellas pedían una disculpa pública.

“Y nosotros queremos  lo mismo también por parte de Juan Antonio Ramón Valerio, por qué, porque gracias a sus publicaciones hemos recibido muchas amenazas y muy fuertes, no nada más de golpes, sino de levantar y el responde afirmando, como que le agrada lo que comentan otras personas y eso está mal, eso es lo único que nosotros queremos”.

La Sra. Bertha Pereda Cárdenas, propietaria, concesionaria de la unidad y madre del conductor del taxi, comentó, “como dicen en las redes sociales que le tuvo miedo mi hijo, que por eso no sale a trabajar, no es eso señorita, no es miedo, es ampararse, ya levantamos un acta aquí en la fiscalía, por qué, porque ya no es una amenaza, no es un chisme cualquiera, ya están hablando de otra cosa más pesada y como digo, si fue como dice mijo, le está pidiendo una disculpa pública si le ofendió, es que primero comentan en el Facebook, primero que porque ofendió a su esposa, dice esa persona y luego que a unos niños, que se ponga de acuerdo que fue lo que pasó, ahora donde está la pedrada que dice que al niño le dio, no señorita, nosotros no somos una familia de chismes, ni problemas, somos una familia tranquila”.

Ustedes piden que aquí quede el asunto, ofrecen una disculpa pública, y también piden respeto.

“Sí, por que no es para tanto, yo también he usado el taxi y a mí también me han faltado al respeto, así, pero lo único que hago es no subirme a ese taxi, no ando publicando ni quemando a las personas en las redes sociales, porque no nos gusta el chisme, no nos gustan los problemas”.

En la fiscalía hay una denuncia y las autoridades procederán en consecuencia, ya está en manos de las autoridades.