ACERTIJOS

0
72

Para pelear, como para bailar un tango, se necesitan dos. Camelot

LOS DOS CLINCH

Las campañas sirven, algunas veces, para dirimir broncas como si se estuviera en el ring del neoyorkino Madison Square Garden, en aquellas legendarias peleas de box que controlaba el griego George Parnassus, el antecedente de Don King. En Veracruz se armó una tremolina, como cuando llegas a Madrid. Sucede que el Cuitláhuac García Jiménez, que gobierna Veracruz, bueno eso dicen, algunos otros señalan que desgobierna el estado, arremetió contra los dantistas, ahora que el Kojak veracruzano sacó su Humo Blanco en la Capilla Sixtina de Ciudad de México y alumbró el camino del candidato a Veracruz, el tal Polo Polo Deschamps. Dijo el Cui de su ronco pecho que “MC postula y defiende a presuntos delincuentes”. Todo porque, en las candidaturas de MC van de la mano la jueza que Cui metió a la cárcel como presa política y José Manuel del Rio Virgen que, si gana Polo Polo, va a ser el secretario de Gobierno y más vale que el Cui compre su boleto a Dinamarca o Venezuela, donde no haya extradición, porque en Israel no quieren al presidente AMLO y de allá lo retachan. Muchos fueron los días y las horas de encarcelamiento de opositores en este gobierno represor, dicen los aludidos, Rogelio Franco Castán, otro preso político, estuvo en la cárcel desde el año 2021 hasta 2023, después de que vino gente del PRD a exigir su liberación. El Cui dejó muchos cadáveres fuera del closet. No entendió aquella máxima de ‘Si quieres cobrar venganza, cava dos tumbas, una para tu enemigo y la otra para ti’. O la de León Felipe: “Para enterrar a los muertos como debemos, cualquiera sirve, cualquiera, menos un sepulturero”. Se la tienen guardada, desde Monreal hasta Dante Delgado. Se espera que Polo Polo le dé una respuesta, como ya se la dio el candidato puntero, Pepe Yunes quien, en su cierre de campaña, dijo que “Veracruz ya pagó el precio de la improvisación”.

 

LA OTRA PELEA

 

La otra pelea salió de un chistorete. Sucede que los fosfo fosfo naranja de Dante, su candidato a la presidencia y algunos por allí reunidos en el palco del gobernador de Nuevo León, viendo jugar un partido de futbol, medios pedos, o más bien en la peda fija, agarraron por su cuenta las parrandas, como la Paloma negra, y comenzaron a tirar chistoretes, mismos que filmaban y subían a las redes, hasta que un candidato a senador por Sonora, al que le dicen Pato, se refirió en un albur a Manlio Fabio Beltrones: “Mi Pato, saludos a Beltrones, ¡ay papá, te la vas a pelar!”. Y Beltrones no es gente dejada, de la vieja escuela de Fernando Gutiérrez Barrios, aprendió que si el enemigo lanza un golpe bajo o sucio, debes responderle con dos. Y así fue. Le escribió a Dante en su tuiter: “No se puede gobernar o hacer política desde una borrachera de poder o alcohol. Siempre ha dado malos resultados. Eso lo sabe Dante Delgado. Espero no estén usando drogas más duras y descuiden a sus familias”. Álvarez Máynez ha respondido a Beltrones: “La gran diferencia es que mientras yo puedo salir a la calle y asistir a los estadios, usted y la vieja política quebraron al país desde los restaurantes y antros más lujosos de México y el mundo”. Órale.