ACERTIJOS

0
117

El mayor espectáculo es un hombre esforzado luchando contra la adversidad; pero hay otro aún más grande: ver a otro hombre lanzarse en su ayuda. Camelot.

 

 

FUE PEPE YUNES

 

La interna del PRI, según un garganta profunda, terminó con Pepe a la cabeza y Héctor, segundo lugar. Lorena Piñón sacó 17% y Anilú solo 8% y Marlon 1%. Se había comentado, y los futuristas a la Walter Mercado vaticinaban, que si al PRI le tocaba escoger Veracruz, la pelea estaría entre dos Yunes, Héctor y Pepe. Ambos dos (diría Fox), se sometieron a las consultas y la decisión del PRI nacional. Salió Pepe en la elección y Héctor se disciplinó. Anilú, quien iba abajo en las encuestas, se medio rebeló pero es pecata minuta, dice un priísta conservador y conversador. Es una campaña difícil para Pepe Yunes, va a tener que navegar con el viento y la corriente en contra, como lo hace Xóchitl en el país, la posición de Morena con su líder presidente es fuerte y las encuestas los dan como ganadores a nivel nacional. En Veracruz la pelea apenas comienza, porque no había candidato, ahora lo hay y Pepe y la Alianza, que seguro se sumarán, tienen que redoblar esfuerzos, unirse como racimo de coyol, según un decir de un alcalde de mi pueblo, para lograr la victoria. Ciro Gómez Leyva lo recibió con la noticia que, en la elección pasada de gobernador, Pepe quedó en tercer lugar, detrás de Cuitláhuac y de Miguel Angel Yunes, pero estos son otros vientos y tiempos y ninguna elección es igual, ahora AMLO no va en la boleta y, aunque el presidente tiene gran aceptación, Veracruz es otra cosa. Se tendrá que luchar fuertemente contra la mujer que nació en Zacatecas y se hizo veracruzana por la gracia de la Bamba y el Colás, lo mucho que te quiero y el mal pago que me das. Tiene que aprovechar esa Alianza el mal gobierno que tuvimos por este sexenio, un gobierno veracruzano opaco, olvidado, campeón en devolución de dinero a la federación, con malos caminos, con una inseguridad y feminicidios terribles, que siempre que había encuestas nacionales salía de lo peor, y eso los votantes lo deben cobrar en la elección. Pepe Yunes ha sido campeón de elecciones, aunque también ha perdido esa mencionada. Joven que, a sus 54 años, ha caminado Veracruz y lo conoce de punta a punta, como decía aquel meteorólogo famoso: de Punta Delgada a Coatzacoalcos. Gente seria, educado, jamás se le ha visto una agresión ni ningún escándalo, tiene eso a su favor. Tiene también a su favor a grandes grupos empresariales, tiene a los industriales que podrían ejercer influencia en sus trabajadores, tiene apoyándolo al mejor alcalde veracruzano, el orizabeño Juan Manuel Diez que, cuando fue mencionado para ser candidato al gobierno de Veracruz, declinó por su propia cuenta y dio su apoyo a Pepe. Si logra convencer al electorado que aún no sabe por quién votar, tiene grandes posibilidades de convertirse en gobernador. En Argentina ocurrió un fenómeno, Milei, quien ganó iba muy abajo en las encuestas y en la segunda vuelta le sacó tres millones de votos al candidato oficial del peronismo. Veremos, esta fiesta apenas comienza.

 

EL GRAN GERMAN MARTINEZ

 

Suele uno desmañanarse los jueves y ver el noticiero de Ciro Gómez Leyva. Yo Mero lo hago porque allí sale en un espacio de invitado, el gran Germán Martínez, un crítico de esta Administración, que la misma Xóchitl propuso de coordinador de campaña, pero él no lo aceptó, con todo y que es un férreo defensor de su candidatura. Soplan vientos de cambio y aunque la Sheinbaum lidera las encuestas, especialistas y expertos auguran que se puede alcanzar  y vencer, como ocurrió en Argentina con Milei (Carajo, viva la libertad), a quien lo hacían perdedor en las las encuestas y al final ganó. Un dato curioso, el diario El País señala un dato demoledor en este sentido: en los últimos cuatro años en América Latina se han dado 18 elecciones presidenciales o equivalente; en 17 de ellas perdió el grupo que gobernaba.