lunes, junio 17, 2024
spot_img

LO ÚLTIMO

ACERTIJOS

 

De Vince Lombardi: “Ganar no es lo importante, es lo único”. Camelot

EL AMERICANO Y EL AVE MARIA

Hay un deporte que no es muy famoso en México, con todo y que las cadenas FOX Sport y ESPN nos tienen los partidos todas las semanas, más el domingo, cuando la mayoría juegan. Es el futbol americano, el otro los gringos le llaman Soccer. Y hay partidos, como el de anoche, que terminan en la última jugada, y casi por lo regular la última jugada la emplea el equipo que va perdiendo, una jugada que llaman “El Ave María”. Muchas veces termina con éxito, pero por lo regular termina en fracaso. Cuando van perdiendo mandan a toda la infantería a un pase loco que lanzan a las diagonales, si llega y la atrapa uno de ellos ganan el juego. Si no, a la derrota. La jugada nació y el término “pase Ave María” (Hail Mary), en inglés, fue utilizado por la prensa para describir el pase de los Dallas Cowboys del coreback Roger Staubach en un partido divisional en 1975. “Yo sólo cerré los ojos y dije un Ave María“, confesó el QB después del juego. El pase de 50 yardas quedó en manos del receptor Drew Pearson y Dallas avanzó al partido de campeonato de la NFC para posteriormente caer en el Súper Bowl ante los Pittsburgh Steelers. “Simplemente lo lancé y oré”, dijo Staubach, quien cayó después de lanzar el balón y recibir un golpe. “No podía ver si Drew había o no atrapado el balón. No sabía que habíamos conseguido la anotación hasta que vi el réferi alzar sus manos. Admitiré que tuvimos mucha suerte en esa jugada”. Eso fue un Ave María.

 

LA INMACULADA CONCEPCION

 

Otra jugada que quedó inscrita en las leyendas del futbol americano, fue otra llamada La ‘Inmaculada Concepción’. El 23 de diciembre de 1972 se estaba jugando la ronda de playoffs divisionales de la AFC entre los Steelers de Pittsburgh y los Oakland Raiders en la casa de los Acereros, quienes iban perdieron a solo un minuto de terminar el encuentro que los dejaría fuera de la contienda por el aclamado Súper Bowl. Su nombre se deriva precisamente del término religioso ‘La Inmaculada Concepción’, que hace referencia al concebir ‘sin mancha de pecado original’; o lo que es lo mismo, algo que se dio por causas de divina naturaleza. Con Pittsburgh perdiendo 7-6 y enfrentando cuarta y 10 desde su propia yarda 40 y 22 segundos restantes en el último cuarto, el entrenador del equipo, Chuck Noll, incluyó en su estrategia una jugada llamada 66 Circle Option, con la intención de salvar el juego. Bradshaw retrocedió y lanzó profundo al corredor Frenchy Fuqua. Fuqua y el back defensivo de Oakland, Jack Tatum, chocaron y enviaron el balón hacia el mediocampo en dirección a Harris, quien tomó el balón y comenzó a correr hasta la zona de anotación, para terminar el juego 13-6 a favor de los Acereros. “Esa jugada realmente representa a nuestros equipos de la década de los setenta”, dijo Harris después de que la ‘Inmaculada Recepción’ fuera votada como la mejor jugada en la historia de la NFL durante la temporada del aniversario 100 de la liga en 2020. La polémica llegó cuando Harris levantó el balón sin que este tocara el terreno de juego, otros dicen que si lo tocó y no hubo video que lo comprobara, como aquel de la Mano de Dios de Maradona, cuando la tecnología estaba atrasada. Pero quedó en la historia como la mejor jugada del americano.

 

 

 

 

Latest Posts

spot_imgspot_img

TE RECOMENDAMOS