ACERTIJOS

0
120

De Bismark: “Con las leyes pasa como con las salchichas, es mejor no ver cómo se hacen”. Camelot.

 

EL REGRESO DE WINCKLER

 

El ex fiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, regresó a Xalapa. A Pacho Viejo. Pensé que era por estrategia de la defensa, pero he allí, me dice un amigo que fue por la sencilla razón que, entre los dimes y diretes, dilucidan si el caso que se le acusa es del orden federal o estatal. Pretenden dejar sin materia el amparo que ganó. O bien, cumplirle otra orden de aprehensión. Lo que es un hecho es que regresa al Gulag, donde hay muchos presos políticos en Veracruz, conocida como Pacho Viejo. Winckler sigue en su defensa. El suyo fue muy político y las acusaciones, endebles, lo señalan de desaparición forzada y de privación ilegal de la libertad, su pecado fue haber querido mantenerse como Fiscal, cuando olía a leña de otro hogar. No hay que hacerse muchas cábulas, saldrá cuando termine esta administración o antes, si ocurre algo muy importante, como diría un canal de noticias.

 

AHÍ VIENE LA NAHLE

 

Era una victoria muy cantada. Desde aquel amanecer crepuscular veracruzano, todos apostaban que Rocío Nahle era la candidata de AMLO al gobierno de Veracruz, como lo era la Sheinbaum al gobierno del país. No había dudas. Sabia el presidente que no era veracruzana, que su lugar de nacimiento era Zacatecas, pero esas son pecatas minutas para el poder que, cuando quiere avasallar, arrolla como un Tsunami. En la mañanera de ayer le dio el pase de salida, como un paseíllo de los toreros cuando en la plaza de toros hacen su desfile ante el aplauso de los taurófilos, ahora casi no hay por el maltrato animal. ¿La Nahle contra quién? Allí vendrá la decisión de la oposición, algunos se encomiendan al santo niño de Alvarado y Córdoba, para que Dante venga de candidato de MC, gane la elección y nombre a un sustituto y se vaya a seguir haciendo grilla en su MC nacional. Por el PAN se vislumbran, Julen Rementería y los Yunes, y por el PRI los dos Yunes, Pepe y Héctor y, el tapado. Y si es mujer, las cosas cambiarán.

 

EL ADIOS DE FAITELSON

 

Televisa reclutó a David Faitelson, el comentarista, casi hijo de José Ramón Fernández, quien, al paso de los años, en su largo caminar como el padre de todos los comentaristas deportivos, al menos de la mayoría, fue una especie de Jacobo Zabludovsky en los deportes, cuando el Güero de La Merced formó a la mayoría de los grandes comunicadores, que hoy le sobreviven, entre ellos el más exitoso de todos, Joaquín López Dóriga, que apenas celebró sus 55 años de periodista y rememoró cuando llegó México: “Yo, aquel niño que de nueve años desembarcó de la motonave El Covadonga en un muelle de Veracruz que había zarpado de Santander, de la mano de mi siempre presente madre y mi inolvidable hermana, para descubrir más que Colón y conquistar más que Cortés, un mundo que ellos no imaginaron”. Así ocurrió con Joserra, aunque él es poblano de nacimiento. El asunto es que Faitelson deja su caminar al lado de su jefe y las despedidas públicas en ESPN han estado llenas de reclamos amorosos, de cómo un padre cuidó al hijo para, como todo en la vida, verlo volar cuando sus alas ya despegan para ver ese cielo lleno de nubes y esperanzas (amanecí medio poético). Algunos señalan que es la mejor y más cara contratación que ha hecho Emilio Azcárraga de un comentarista deportivo, y vaya que por esa casa televisiva han pasado muchos, eso era como llegar al Vaticano y dar una misa en la Capilla Sixtina. Al lado de José Ramón se formaron, entre otros, Carlos Albert, Raúl Orvañanos, Alfredo Domínguez Muro, Francisco Javier González, Antonio Moreno y varios más. Joserra inició su carrera en la empresa televisiva estatal, Canal 13 que se convierte en Imevisión y posteriormente se privatizó como TV Azteca, donde trabajó por 34 años interrumpidos al frente de los populares programas deportivos Deportv, Los Protagonistas y En Caliente como productor y conductor. Ha cubierto nueve Copas Mundiales de fútbol. El hijo de José Ramón, que también es escritor deportivo, lo despidió así: “Faitelson ha sido el mismo en la rotativa, la radio, la televisión, el cable, el satélite, la fibra óptica, la banda ancha, las redes sociales, Imevisión, Televisión Azteca, ESPN y seguirá siendo el mismo en Televisa; a esto se le llama integridad. David también es un amigo que tiene el poder de la generosidad: aparece cuando más lo necesitas. En los momentos más difíciles, mi familia fue abrazada por un gigante, jamás lo olvidaremos”.