A nuestros hijos los mató SSP

0
140

A nuestros hijos los mató SSP, protestan ante fiscalía

Familiares de Gerson Hazael, Gustavo y Carlos se manifestaron este jueves 30 de noviembre a las afueras de la Fiscalía General del Estado
Xalapa, Veracruz.— Los familiares de Gerson Hazael Castro Castellanos; Gustavo Ortiz Hernández y Carlos Navarro Landa se manifestaron a las afueras de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz la mañana de este jueves 30 de noviembre en la ciudad de Xalapa para exigir justicia por sus homicidios.

Las tres familias — que se manifestaron el bulevar Rafael Guízar y Valencia, popularmente conocido como Arco Sur— señalaron que los jóvenes fueron presuntamente asesinados por policías estatales en hechos diferentes en 2020.

“Nos unimos aquí para que nos hagan caso, ya son tres años y no queremos que el gobernador (Cuitláhuac García Jiménez) se vaya sin dejar resuelto este problema. Asesinaron a nuestros hijos”, dijeron mientras sostenían pancartas con las fotografías de los jóvenes.


De acuerdo con los manifestantes, dos de los jóvenes murieron al interior del cuartel Heriberto Jara Corona, mejor conocido como San José, ubicado en el centro de la capital veracruzana, mientras que el tercero fue abandonado con lesiones en una calle en la colonia Tabasco, en Xalapa.

Las familias exigen justicia, pues luego de tres años de los hechos no hay detenidos. Los familiares responsabilizaron a los policías y denunciaron que las carpetas de investigación no avanzan para castigar a los culpables.

CASO DE CARLOS NAVARRO

Carlos Andrés Navarro tenía 33 años al momento de su muerte, era padre de tres hijos y ayudaba a su madre con el pago de la renta. Fue detenido el 2 de mayo de 2020 a las 13:50 horas, porque supuestamente cometió faltas administrativas en una tienda de autoservicio.

En redes sociales se hizo viral un video en el que presuntamente es perseguido para ser secuestrado. En otro video se observa como es rodeado por varios policías en la unidad habitacional Agua Santa II.

La investigación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) determinó que, con base a testimonios de testigos, Carlos habría sido golpeado por varios policías al momento de ser trasladado a una celda.

 

CASO DE GUSTAVO ORTIZ

Julia Hernández Díaz, en la protesta ante la fiscalía, recordó que el día 24 de octubre de 2020, Gustavo Ortiz Hernández salió de casa, pero ya no regresó con vida.

“Los policías le arrebataron la vida. Lo golpearon, lo lastimaron, le hicieron cuanta cosa horrible y falleció en el cuartel de San José”, relató.

Fue detenido en la comunidad El Rosario, en el municipio de Banderilla, por los elementos estatales. “Se presentó mi hija (al cuartel) y le dijeron que ahí no estaba mi hijo. Aquí no está, aquí no se encuentra y nunca la quisieron recibir”, dijo Julia Hernández.

En ese entonces Gustavo tenía 35 años, dejó en la orfandad a sus hijos, narraron sus familiares este jueves 30 de noviembre en la protesta frente a la Fiscalía General del Estado.

CASO GERSON HAZAEL

Diego Arnoldo Castro López sostenía una pancarta en la que se observa el rostro de Gerson Hazael con lesiones a la altura del pómulo izquierdo y varios puntos por la sutura en la sien y parte de la cabeza, mientras estaba hospitalizado.

El 11 de diciembre de 2020, Gerson recién terminaba sus actividades alrededor de la 1:00 de la mañana en una de las plazas comerciales del sur de la ciudad de Xalapa, cuando supuestamente unos policías lo detuvieron y lo golpearon.

A las 2:36 de la mañana envió un audio a un amigo en el que le pedía ayuda, pues comentó que una patrulla lo había levantado.

“Los oficiales me vienen golpeando, ayúdame, búscame en el cuartel de San José o dónde sea”, recordó su papá el señor Arnoldo.

El padre del joven también dio a conocer que tras la supuesta detención, los policías habrían dejado a Gerson Hazael golpeado y tirado en una calle de la colonia Tabasco, en la periferia de la capital veracruzana.

 

Francisco de Luna